Limpiar ventanas con agua osmotizada: Cómo se hace y precauciones

La limpieza de cristales con agua osmotizada, además de ser muy efectiva y potente para acabar con la suciedad, se trata de un método ecológico y que proporciona excelentes resultados.


Es posible que hayas oído hablar de muchas otras técnicas de limpieza, pero desconozcas este método. Pero no te preocupes, porque en este blgo de Limpieza te explicaremos todo lo que tienes que saber al respecto.


¿Cómo funciona el agua osmotizada en la limpieza de ventanas?


La osmosis es un tratamiento que consigue eliminar los químicos que recibe el agua para su potabilización, o bien otros componentes presentes en aquellas que son demasiado duras o mineralizadas. De este modo, se puede obtener un agua mucho más pura.


Así se consigue una sustancia ideal para la limpieza, especialmente, para tratar construcciones con grandes ventanales y cristales. Aunque también resulta muy útil para otro tipo de materiales, como fachadas de cerámicas o metálicas, cortinas, muros, entre muchos otros.


El hecho de que los edificios con ventanas presentan grandes dificultades en su mantenimiento y limpieza, hace que la limpieza de ventanas con agua osmotizada sea una excelente alternativa para la realización de limpiezas de hospitales y otros tipos de edificios de gran altura.


La limpieza de ventanas suele realizarse con ayuda varas telescopica y con agua de gran calidad. Por ello, puede ser de gran ayuda aprovechar los sistemas de ósmosis, los cuales consiste en hacer pasar el líquido a través de unos filtros que retienen cualquier partícula. De este modo, obtenemos agua en estado puro u osmotizada.


La limpieza de ventanas con agua osmotizada se puede llevar a cabo sin que exista la necesidad de emplear productos químicos para alturas, de hasta incluso 20 metros. Para esto se recomienda hacerlo desde el suelo, de un modo seguro.



Ventajas de la limpieza osmotizada


La limpieza de ventanas con agua osmotizada puede propiciar grandes ventajas en lo que se refiere a las labores de limpieza profesional, en edificios con abundantes vidrios o cristales.


Esta permite realizar ese servicio de forma eficiente, respetuosa y segura con el medioambiente. Además, destaca por el hecho de que no suele dejar marcas, ni rastros, algo a tener en cuenta en las zonas de mayor altura o de difícil acceso, y que no se pueden limpiar de manera constante.


Entre las principales razones para optar por este sistema de limpieza, podemos resaltar a las siguientes:


Seguridad

La limpieza de cristales con agua osmotizada permite trabajar de manera segura, incluso en alturas de hasta unos 20 metros desde el suelo. Mediante su aplicación, pueden evitarse accidentes en escaleras que sean muy peligrosas, así como en las costosas plataformas de áreas de trabajo.


Ahorro de tiempo

Los sistemas de agua pura son ideales para limpiar de forma mucho más rápida. Esto se debe a que utilizan minerales filtrados y para hacer estas tareas, no se requiere de pulir ni quitar las ventanas, debido a que suelen secarse sin dejar residuos o marcas.


Economía

La limpieza de cristales con agua osmotizada ofrece una mayor seguridad, que se transformará en ahorro de los costes, ya que se realizan las tareas más rápidamente. Se ahorra en tiempo y mano de obra, lo cual se traduce en menores costes.



Sistema de limpieza ecológico


Para aplicar el sistema de limpieza de ventanas con agua osmotizada, no hace falta emplear detergentes o químicos. Por tanto, se trata de una opción respetuosa con el medio ambiente. Además, contribuye a la conservación de las superficies que son tratadas con esta técnica y garantiza resultados duraderos



¿Cuáles son las aplicaciones de la limpieza de cristales con agua osmotizada?


El sistema de limpieza mediante varas telescópica y agua pura es indispensable para aquellas superficies donde no se permite la utilización de productos químicos, ya que dañaría el soporte.


Este consiste esencialmente en un sistema de filtrado con el que se desmineraliza la sustancia, en un proceso de 3 etapas del agua:


  1. En primer lugar, el agua pasa por un prefiltro de carbono que permite eliminar los sedimentos y el cloro.

  2. Después se bombea el agua a través de dos membranas de ósmosis inversa de alto rendimiento, hasta que pueden filtrar aproximadamente un 98% de las impurezas y los minerales disueltos.

  3. Luego, se divide el agua pura, del agua residual (concentrado, conduciendo el agua en estado puro al filtro de desionización en el que los minerales restantes son ligados a una resina de intercambio iónico y da como resultado a 100% de agua.


De esta forma, la limpieza de cristales con agua osmotizada se puede utilizar de diferentes maneras, ya que al usar agua desmineralizada, es posible hacer distintas tareas de higiene en edificios con cristales, fachadas, sistemas solares, persianas, suelos, entre otros, de un modo más eficaz y rápido.


Mediante esta técnica, se puede limpiar cualquier clase de ventana o cristal con un máximo de unos 25 metros de altura. En definitiva, es posible abordar cualquier tipo, a excepción de aquellos cristales o ventanas correderas que se encuentren protegidos con rejas o cualquier otro elemento que impida el acceso con pértigas o cepillos especiales.


Además, esta clase de limpieza con agua osmotizada, también se recomienda para fachadas, cristales, revestimientos de chapa, piedra, aluminio, ladrillos, hormigón o monocapa, entre otros, pudiendo usarse en las limpiezas de marquesinas, puertas industriales de naves y garajes, entre otros.


Precauciones al hacer una limpieza de cristales con agua osmotizada


Tal y como en cualquier otro tipo de limpieza, al optar por este sistema es importante tener en consideración algunas precauciones, entre las que podemos señalar las siguientes:


  1. Abrillantar los cristales, de abajo a arriba, para disminuir riesgos de accidente.

  2. Utilizar elevadores, como los oruga, autopropulsados o las grúas elevadoras, cuando la limpieza de cristales con agua osmotizada se vaya a realizar en alturas mayores, ya que estos equipos son bastante seguros para hacer esta clase de limpiezas.

  3. Antes de iniciar la limpieza, se recomienda comprobar que la maquinaria funciona correctamente. Y en el caso de que haya alguna anomalía, lo más recomendable es paralizar el trabajo y evitar riesgos para los trabajadores.

  4. No superar el peso máximo autorizado, cuando se empleen góndolas o andamios. Procurar sujetar todo el material que se use durante la limpieza de cristales con agua osmotizada, ya que de este modo, se podrá impedir que algún elemento pueda caer al vacío.

  5. Desconectar los cables de alimentación y recoger todo el material para evitar que los viandantes sufran riesgos de accidentes.


Si deseas tercerizar tu proceso de limpieza, somos la mejor opción, dotamos de personal de limpieza especializado.

Puedes comunicarte al whatsapp 916 670 652.

Corporacion Maxdem SAC

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Contáctanos

Contáctanos para recibir un presupuesto gratuito.

Ubíquenos

Nuestra oficina central ubicada en Lima nos permite servir a todo el país con eficacia y rapidez

​© Copyright 2020 Compañía de Limpieza. Created by ALPES TI

  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo